Donamos una batidora industrial a la Escuela Nuestra Señora de la Patagonia