La actividad comercial informal nos afecta a todos.

Las repercusiones de usar y recomendar productos y servicios informales AFECTA de forma directa e indirecta A muchos sectores de la Sociedad: PRODUCE UN DESEQUILIBRIO en el bienestar social, la seguridad pública y EN el propio desarrollo nacional, HACIENDO DIFICIL poder sostener la rentabilidad comercial Y POR ENDE PONE EN RIESGO muchas fuentes laborales.

La actividad informal no paga impuestos, DEBEMOS ser conscientes de que cada compra ilegal o contratación de servicios que no están formalmente HABILITADOS, no nos beneficia como comunidad. Debemos trabajar mancomunados para así poder regularlas, no erradicándolas sino incluyendo las mismas dentro del sistema legal, logrando de esta forma que todos los que ejercen el comercio sea en igualdad de condiciones.

El monto que suman las ventas realizadas en la ilegalidad, no sólo significan un enorme perjuicio para el comercio formal, sino también UNA MERMA EN LA RECAUDACION del Estado Nacional, Provincial y Municipal , REPERCUTIENDO de forma negativa en nuestra sociedad, EN CONSECUENCIA NO PUDIENDO el estado retribuir en mejoras y servicios básicos por falta de fondos.

La venta ilegal nos afecta a todos: Estado, comerciantes y consumidores; hasta aquellos que hoy por una salida laboral eligen esta forma de trabajo que a corto plazo les es rentable pero que a largo plazo genera una cadena de delitos que es negativa para la sociedad en todo su conjunto.

Desde nuestra Institución, junto a nuestras Entidades madres, acompañamos todas las acciones que ayuden a mejorar las condiciones ante el flagelo de la actividad comercial informal.

Las pequeñas acciones como individuos hacen la diferencia como sociedad.

Miembros de: