Ley de Emergencia para el Sector Turístico

Desde que se declaró la emergencia sanitaria debido a la Pandemia por el COVID-19 en nuestra territorio, y viendo las medidas y consecuencias que esta situación trajo en el resto del mundo, el Sector productivo privado acató y se adaptó a las medidas solicitadas por las Autoridades públicas en busca de disminuir y controlar el brote de esta enfermedad. En primer momento las dudas eran muchas más que las certezas, pero si algo estaba claro en ese momento era que ante esta situación, la gran mayoría de empresas privadas, pequeñas, medianas y grandes, no podría resistir ante las medidas tomadas.

El Calafate es una ciudad mono productiva, es cien por cien dependientes del Turismo, el corte abrupto de la temporada 2019-2020 provocó que las previsiones de cada empresa, e incluso del personal se vean desmoronadas desde el 19 de marzo a la fecha.

Desde un primer momento nuestra Cámara comenzó a buscar y proponer alternativas, siempre de acuerdo al contexto que se vivía y se vive. A medida que se prolongaban las restricciones de circulación en busca del bien sanitario, económicamente nuestros Sectores se debilitaron, estando hoy en un estado crítico.

Somos representantes de todas las actividades productivas privadas de El Calafate, de pequeñas, medianas y grandes empresas, cada una de ellas con distintas necesidades y realidades, pero todas afectadas por la misma incertidumbre.

Desde nuestra Entidad realizamos un relevamiento entre nuestros Socios para conocer en número reales, el impacto que significa que el Sector Privado no se reactive

Una de las acciones más visibles llevadas adelante fue el acompañamiento a la Campaña impulsada desde FEHGRA a través de Redes Sociales, solicitando que se declare una Ley Nacional de Emergencia Turística.

Celebramos la la Media Sanción por unanimidad de la Ley de “Sostenimiento y Reactivación Productiva de la Actividad Turística Nacional”. Agracemos a la Senadora Ana María Ianni a la Senadora Nacional Ana María Ianni por su trabajo en esta declaración, destacamos la comprensión de la grave situación por la que atraviesa el sector, al responder a las solicitudes y sugerencias enviada por nosotros y por la FEHGRA, a través del dialogo, siempre con el único fin de mejorar la apremiante situación por la que atraviesa la comunidad toda.

El pedido de esta Ley se apoya en los datos que otorgo la “2da Encuesta de Impacto del COVID-19 en el Sector Hotelero Gastronómico” la cual contempla datos de junio de 2020, elaborada para FEHGRA por Invecq Consultora Económica, se proyecta una destrucción de puestos de trabajo en el Sector registrados durante 2020 de entre 80.000 y 120.000 empleos, la caída de la actividad en hotelería en junio fue de -94,9%, el número de empresas hoteleras que prevén el cierre de continuar la situación actual alcanza el 75%, en junio manifestaron estar en esta situación el 65% de las empresas. En cuanto a la caída de la gastronomía en junio fue de -80,2; el número de empresas gastronómicas que prevén el cierre de continuar la situación actual alcanza el 74%.

Estos datos, traspolados al resto de las actividades económicas de nuestra ciudad dan números negativos. Es una cadena productiva que se cortó, y ahora necesita ser reparada para que toda la máquina se mueva, generando así los recursos que sostengan económicamente a la comunidad.

Miembros de: