Con fondos de la venta solidaria de panes dulces, La Cámara entregó equipamiento a dos escuelas y un


La decisión de comercializar parte de la producción de la Amasada Solidaria realizada en diciembre dio buenos frutos. Los beneficiados de la donación fueron la escuela Nuestra Señora de la Patagonia de la Fundación Felices los Niños, la EPJA Nº 11 y el Hogar de Ancianos.

A diferencia de los años anteriores, en esta ocasión se decidió la venta de parte de lo producido una vez que se entregara panes dulces a entidades de bien público para su distribución en familias con necesidades básicas insatisfechas de El Calafate y El Chaltén.

La respuesta positiva de la gente a la propuesta permitió recaudar $30.000 con los cuales se adquirieron, entre otras cosas, un proyector con pantalla gigante para la escuela de la Fundación a la que concurren alrededor de 180 niños.

Asimismo La Cámara sorprendió y alegró la mañana de los chicos con la visita y el show del mago Esteban Alef, convocado para amenizar el acto de entrega del equipamiento.

En la visita al Hogar de Ancianos de la municipalidad, los directivos hicieron entrega de un mixer industrial para uso por parte del servicio de alimentación de los abuelos, situación que concluyó compartiendo mates y dulces ofrecidos por los anfitriones y otro show de magia al aire libre aprovechando las excelentes condiciones climáticas reinantes.

La tercer institución beneficiada fue la EPJA Nº 11 que recibió elementos de cocina que entre otras cosas, serán utilizados en los Cursos que ofrecen a jóvenes y adultos con capacidades diferentes.

“Ojalá que estos gestos con entidades de nuestra localidad sean motivadores en la sociedad para que en la Amasada Solidaria de 2016 podamos superar el número de panes vendidos y seguir por esta vía colaborando con aquellos que lo necesitan”, se entusiasmó Rodolfo Novelle, presidente de la Cámara de Comercio, Turismo, Industria y Afines de El Calafate.

Miembros de: