Oportunidad

03/07/2020

En este contexto tan especial que vivimos se pudo observar cómo en ciertos lugares donde no hubo circulación de personas existió una recuperación de estas zonas, demostrando así que como humanos generamos un gran impacto en el ambiente en el cual nos movemos.

 

Es esta una gran oportunidad para que en la “nueva normalidad” que se nos presenta a partir de la situación generada por la pandemia, generemos cambios que no solo mejoren y ayuden al medio ambiente, si no que mejoren la calidad de vida de nosotros mismos.

 

El marco natural en el que vivimos es nuestro principal recurso económico, a través de las distintas actividades que dependen directa e indirectamente del turismo. Y cada acción realizada por nosotros impacta, positiva o negativamente en el medio ambiente. Y no hablamos solo del Área Natural Parque Nacional  sino también de nuestra ciudad y sus alrededores.

 

Sabemos que hay conciencia ambiental de la comunidad, pero se necesita que más gente se sume y que estas acciones sean constantes y consistentes en el tiempo, para que el impacto que ya existe se minimice al máximo y que a futuro no se generen nuevos inconvenientes producto de nuestra actividad diaria y profesional.

 

Sabemos que son tiempos duros e inciertos, hay cuestiones técnicas, políticas y económicas  que no dependen de ninguno de nosotros. Hoy proponemos que aquellas acciones que SÍ dependen de nosotros sean parte de la solución, que cada actividad, sea pública o privada, se haga cargo del impacto ambiental que genera y que podamos ser conscientes de que con pequeñas tareas podemos mejorar y ayudar a nosotros mismos, nuestras familia, la comunidad y a todos los visitantes que eligen a El Calafate como un destino natural por excelencia.

 

Como representantes de la Actividad Privada de El Calafate invitamos a todos los actores de la Comunidad a ser parte de la solución y que cada uno, desde su lugar, tenga acciones tendientes a que el impacto ambiental sea mínimo.

 

Please reload

Miembros de: